Cambiar a contenido. | Saltar a navegación

Inicio La Colifata, Salud Mental y Comunicación Radio La Colifata: primera radio en el mundo desde un hospital neuropsiquiátrico, Buenos Aires, Argentina
Para ir más lejos
La Colifata, Salud Mental y Comunicación
  • LT. 22 Radio "La Colifata" - Virrey Aviles 3740 - depto D CP:1427 Buenos Aires Argentina
  • +54 4-554-4356
  • lacolifataorg@nullgmail.com
  • Alfredo Olivera
  • alfredo.olivera@nullgmail.com


Radio La Colifata: primera radio en el mundo desde un hospital neuropsiquiátrico, Buenos Aires, Argentina

  • Inclusión : Ciudadanía / Transporte
  • Sudamérica : Argentina
  • Ficha de experiencia

Por Alfredo Olivera el 19/03/2013

El proyecto tiene 21 años, fue la primer radio en el mundo en transmitir desde un psiquiátrico y se constituyó modelo de intervención en el campo de la salud mental y la comunicación.

1. El contexto

La Colifata se ubica en el Hospital Borda de Buenos Aires, un hospital con mas de 160 años de existencia, el mas conocido y emblemático de la Argentina. La Colifata, jurídicamente es una asociación civil sin fines de lucro, que en este hospital tiene montada su pequeña planta transmisora, equipo de transmisión y antena (transmite en el 100.1 FM). Es desde sus jardines donde se monta el dispositivo de intervención llamado Dispositivo radiofónico grupal. La sede administrativa de la Asociación Civil se sitúa fuera del hospital y allí se desarrollan además otras actividades como microemprendimiento colifato (emprendimiento que produce trabajo, grupo terapéutico para pacientes externados, La Colifata TV, Colifata solidaria, etc, además ser  ser la sede administrativa.

El proyecto tiene 21 años, fue la primer radio en el mundo en transmitir desde un psiquiátrico y se constituyó modelo de intervención en el campo de la salud mental y la comunicación.

Anualmente en promedio toman la palabra en la emisión de radio de los sábados -al menos una vez-  unos 600 pacientes (usuarios quienes tienen problemas de padecimiento psíquico). En este espacio abierto dentro del hospital, todo el mundo tiene el derecho a la palabra: los pacientes y los oyentes.

La asociación desarrolla estrategias específicas de intervención en relación a los usuarios con los que trabaja, el objetivo es trabajar para crear condiciones de autonomía. La radio ayuda a producir recursos simbólicos y lazo social. Ayudando a producir y sostener una vida en comunidad, logrando capacidad de gestión para la vida cotidiana. La asociación trabaja con un número cercano a 40 personas por año, con el objetivo de garantizarles posibilidad de expresión y lazo.
En este contexo, La Colifata se ubica como una práctica que promueve la vida en comunidad de personas con padecimiento psíquico  como un medio de comunicación que permite trabajar multiples problemas de manera entrelazada. A mayor respuesta social, mayor posibilidad de trabajo de orden clínico. A mayor movimiento en el dispositivo de radio, mayor la posibilidad de impactar positivamente en la comunidad trabajando la dimension de estigma, y promoviendo prácticas solidarias y de inclusión.

2. El objetivo de la Colifata

En nuestro caso Lo esencial es actuar para facilitar la construcción de lazo social, y la base es la toma de la palabra para facilitar procesos de construcción simbólica como recurso que ayuda a una estabilización. Desde otra perspectiva, el objetivo último es lograr o ayudar a que estas personas puedan sostener la vida en comunidad.

Al principio, hubo mucha dificultad porque no fue una decisión de las autoridades de la institución, y no existía ninguna referencia de este tipo de proyectos ya que era algo absolutamente nuevo. Así, se manifestó cierta falta de comprensión: ¿cómo una radio puede ser vehiculo para crear este espacios en salud? Esto hace 21 años era “impensable”. Y el desarrollo de la práctica lo demostró.
A principio, el fundador de la Colifata se enfrentó por supuesto con resistencias y temores, entre los cuales el riesgo de lo mediático, que se transforme en una experiencia donde se muestre lo “raro”, el espectáculo de lo raro “presente en las formulas del talk-show, donde se presentan escenas de la vida privada, llevadas a lo público mostradas como espectáculo de lo raro”.
La colifata siguió siendo un puente de comunicación sumamente respetuoso y activo, gracias al buen cuidado que tuvo la experiencia por parte de la prensa en general.

3. Puesta en práctica, desarrollo

El proyecto de la Colifata aborda medios de comunicación, principalmente la radio, para la puesta en dialogo de personas. Las que toman la palabra son ellas. Portan un diagnostico psiquiátrico, y la comunidad tiende a excluirles. Con estos espacios de comunicación, no se trata de dar lecciones a la comunidad sino generar la condiciones de encuentro.

La radio, llamada por ellos mismos:  dispositivo radiofónico grupal, se abrió un espacio en un patio de un hospital, donde vienen el sábado 50 pacientes, y más de 25 oyentes, o visitantes, amigos y/o familiares, quienes vienen a compartir la emisión. Es como una maratón radiofónica que dura de 6 a 7 horas, con distintos programas, que varían según los debates que susciten, que provoquen. Transmite los días sábado desde los jardines del Hospital psiquiátrico y se escucha en directo por el 100.1 FM o por internet en www.lacolifata.org

Lo más interesante que sucede es lo que no estaba previsto: que los que participan construyan el sentido de la experiencia, lo que cada uno trae y como lo trae. Existen diversos formatos radiofónicos; lo que prevale es la toma de la palabra y la circulación de la palabra.
Coordinan los profesionales, justamente para que se construya una trama, un sentido a lo producido.
Se toma en cuenta la situación de la persona que toma la palabra. Hablando en nombre propio, las personas ejercen sus derechos.

El público, es decir los oyentes de la Radio Colifata, no son solo del barrio o viven en el psiquiátrico, La Colifata se escucha mucho más allá que el hospital psiquiátrico (hay oyentes de argentina pero tambien de España, países latinoaméricanos y gente de habla hispana de todo el mundo. Sólo con leer los mensajes que los oyentes dejan en facebook cada sábado nos damos cuenta de ello) La Colifata permite que un colectivo de personas confinadas en vivir en el hospital se pongan en dialogo con otro colectivo de personas más amplio.

Los temas elegidos tratan de ser presentes, interesantes, convocantes, para relacionar a las personas con otras. Es además una oportunidad de repensar estas construcciones y de accionar, a través de modos solidarios y activos como recursos saludables de nuestra comunidad. El oyente revisa sus ideas y construye La Colifata. Del encuentro surge el encuentro y el proyecto mismo.
Como ejemplo concreto, la Colifata utiliza un automóvil (móvil de exteriores), regalado por oyentes de La Colifata, que permite a los pacientes ir al lugar de los hechos para hacer reportajes particulares sobre la actualidad.
La Colifata se concentra sobre temas que sean motores de búsqueda, para crear espacios lucidos sobre temas universales (más allá de la patología).
Por ejemplo, la emisión puede trasmitir desde un lugar donde se notaron buenas practicas, o donde ocurrió un hecho particular; y los que toman la palabra hacen reportajes, entran en debate (ej. problema de contaminación de un río…). Esto genera un doble efecto: se crea la posibilidad de expresión a nuevos colectivos sociales; y -paradojicamente- quien esta posibilidad, es un sujeto del quien –a priori- no se espera mas que discapacidad y enfermedad. Este doble movimiento es una de las claves mas potentes del proyecto
Los pacientes utilizan la radio para donar espacios de palabra a otros.

4. Los medios

Desde la perspectiva humana:
La asociación es conformada por un grupo chico; hace 2 años, cerca de 8 profesionales trabajaban: sicólogos, siquiatra, comunicadores, y trabajadores sociales (asistentes sociales) y administrativos.
Primero, el proyecto fue sostenido por pequeñas radios comunitarias, y después una grande radio sostuvo la Colifata dándole mayor visibilidad (particularmente gracias a Lalo mir, un periodista muy conocido en Argentina); la participación de la audiencia es igualmente esencial.

Desde la perspectiva financiera:
Los primeros 10 años, la Colifata funcionó en base al voluntariado. Después, se profesionalizó y los recursos vinieron de Europa, España y Francia principalmente. Ej.: entre el 2008 y el 2010, el 85% del presupuesto anual vino de Europa. Entre otros, la Academia nacional de artes y ciencias de Francia, quien regula y controla la actividad de las fundaciones (llevado por el cantante y amigo del proyecto Manu Chao). En 2009, vino el 64% desde Francia.
En 2008: la Colifata hizo una acción en España: El “Aquarius” (bebida de Coca Cola en España) hizo una publicidad de 45 segundos “el ser humano es extraordinario”, para la cual la Radio Colifata fue elegida.
http://www.dailymotion.com/video/xiqjat_aquarius-anuncio-2008-colifata-final_shortfilms

http://www.youtube.com/watch?v=yTvfVCgBPUs

Además, una parte (6 min.) de la película Tetro, de Frank Coppola, es dedicada a una escena en la cual el protagonista hace una práctica en la Colifata.
http://www.youtube.com/watch?v=Ah4UEHzNLMI

La Colifata trabajó directamente en la creación de decenas de radios similares en Argentina y el Mundo: Radio Abierta de Mexico, Radio Senza Muri de Italia, total normal de Suecia, radio Aurora outra voz de Portugal  y radio Citron de Francia son los ejemplos mas recientes.

5. Evaluación

Los logros mayores son la creación de este lugar para que cada uno que tiene un modo particular de ver el mundo se exprese, y que se produzca riqueza por lo que resulta de este encuentro. Todos van a pensar y sentir distintas cosas. En vez de salir a quejarse, se sale a ofrecer la posibilidad de un intercambio.
Lo positivo es la perseverancia de este proyecto que después de tantos años se sigue. No es como una moda de radio que después desaparece.

Hoy, 20 personas ya no están internadas, viven fuera del hospital. Sus situaciones siguen siendo difícil (precariedad y vulnerabilidad) por razón de los ingresos: la mayoría de estas personas benefician de las pensiones que da el estado (la ayuda a la discapacidad), lo que corresponde a recursos muy limitados; muy comúnmente, esta pensión sirve no mas que a pagar el alquiler del cuarto de hotel en donde viven. Para asumir el resto de los gastos, las personas son indigentes, comen en las iglesias o en comunitarios.
Necesitan crear una versión propia de su propia vida, y por eso hay que crear condiciones de mayor autonomía.

En promedio son 35 personas que forman parte de la fila activa de la Colifata.

Entre 2002 y 2010, años para los cuales disponemos de un seguimiento estadístico preciso, el porcentaje de externación anual es 35% (los que ahora sostienen una vida en comunidad).
El porcentaje de reintegración del hospital de las personadas externadas después del seguimiento  del programa con estrategia especifica de la Colifata es 10%, mientras que normalmente, la media del hospital es un 40% de reintegración después de la externación.
Desde el 2010, la Colifata tiene problemas de financiamiento.

La principal satisfacción es cuando una persona descubre o produce / se siente protagonista de su propia recuperación, cuando comprueba que puede ser como cualquier otra - intentar llevar adelante un proyecto de vida. Para dar unos ejemplos puntuales, a través de la radio ha habido quien a recuperado la relación con su familia, o quien pudo continuar trabajando gracias a un contacto. Las personas construyen una vida con dignidad, sin negar las circunstancias particulares pero pudiendo hacer algo con estas.
Otras satisfacciones son cuando encontramos que la sociedad en general, los oyentes en particular se movilizan para responder a llamados solidarios. Inaugura la posibilidad de una puesta en dialogo entre una comunidad que tiene dificultad para incluir las personas. Se van modificando realidades (soledad, padecimiento, falta de perspectiva de vida; y prejuicio, temor, desconocimiento del otro); con la solidariedad activa, se generan acciones que beneficien a ellos mismos y a los otros.

Las lecciones que la Colifata sacó de esta experiencia:
1. Lo importante es pensar dispositivos de intervención abiertos: se puede desarrollar un espacio de trabajo para personas en estados de sufrimiento y marginalización, que agravan, y otros espacios que modifiquen cursos de vida.
No solamente se debe pensar un dispositivo de mediación como atelier para favorecer el desarrollo positivo, sinon generar un hecho concreto de acción en la vida, la ciudad, el lugar. Cambiar en concreto las practicas discriminatorias-exclusión.
2. El dispositivo radiofónico grupal es mejor que lo tradicional: se pueden favorecer procesos de externación del hospital, y una vez logrado, funcionar como espacio de encoraje para gestionar la vida cuotidiana de una mejor manera. La radio grupal cambia la mirada social no con un discurso sino generando condiciones concretas de encuentro. La radio no dice como comportarse sino que es un puente para construir a la gente más solidarios y más competentes.

El consejo de la asociación Colifata para quien quisiera reproducir esta acción:
No hay que renunciar bajo ningún punto de vista a la singularidad de cada quien; ahí esta el valor, lo que puede devenir un valor diferencial.
Estos proyectos no tienen que tener como objetivo “normalizar” a nadie sino crear espacios para que cada uno pueda realizarse y la única manera que conozco es la de la de producción de singularidad.

Idioma de origen: Español
Agregar un Comentario

Puede agregar un comentario llenando el siguiente formulario. Formato de texto plano. Las direcciones web y de correo electrónico se transforman en vínculos. Los comentarios son moderados.

Pregunta: 4 + 4 = ?
Su respuesta: